LO INMUTABLE DEL MARKETING

EXITO O FRACASO???…

El éxito suele precede a la arrogancia, y la arrogancia al fracaso”.

Muchas empresas cuando ya han llegado a la cima y creen tener el control total del mercado, se les olvidan el primer punto por el que ellos existen; que es la satisfacción del cliente. La empresa asegura tener la fidelidad de los consumidores, y creen no necesitar dar más valor, no necesitan innovación, no se preocupan por lo que el cliente opina de sus productos.

Ahora es más que obvio que el cliente es muy sensible, y su percepción puede cambiar muy fácilmente de atracción y lealtad hacia un producto en especifico por rechazo e indiferencia, si estos se sienten menospreciados, y no se les demuestra el valor que ellos representan para toda organización.

Ejemplo: Cuando CODETEL (compañía de telecomunicaciones) era la única compañía de teléfono , la persona
interesada en adquirir uno de los servicios de comunicación (línea residencial, celular, beepers. etc.) había que dirigirse hacia esta; donde le exigían al cliente llenar ciertos requisitos (garante, tarjeta de crédito etc.) para poder venderle el servicio, pero no obstante a eso el cliente debía esperar cierto tiempo a que su solicitud fuera aprobada. Años después se inserta en el mercado TRICOM, quien deja a un lado ciertos requisitos y usando la flexibilidad se apodera de un mercado olvidado y subordinado por la arrogancia de CODETEL.

Es tan fácil que aparezca nueva competencia y nos supere, aunque esto vaya en contradicción de la “ley del liderazgo”, esta no asegura el éxito permanente. Pero también la ‘ley del fracaso” enfatiza en que es parte de todo proceso que debe ser superado por las empresas.

Ejemplo: La Apple de XX Aniversario: Se trataba de una de las más hermosas piezas de ingeniería de su época (1997), totalmente adelante prácticamente una década. Incluía un enorme monitor LCD. Su único
problema era el precio, andaban alrededor de los US$ 7,500. Pero inspiro a toda una serie de Computadoras personales de esta década a incluir monitores planos.

Si las empresas aprenden a ser lo suficientemente humildes como para aceptar que han tomado decisiones erróneas en la venta de algún producto nuevo, algún cambio que de resultados negativos, etc. Podrá ser capaz
de levantarse y corregir las direcciones que quieren seguir.

El éxito no es constante y el fracaso no es causa, es consecuencia de las acciones que se hicieron en el camino. El éxito es el premio y el fracaso una oportunidad…